ARTÍCULOS DE INTERÉS: NUESTRO BLOG - MVC | ODONTOLOGÍA: Dra. María Virginia Coseglia

MVC ODONTOLGIA
MVC | ODONTOLOGÍA
Dra. María Virginia Coseglia
Alte. Brown 754, 7° "C" (1708) Morón
Email: info@mvcodontologia.com.ar
TE: 4629-7656
Whatsapp: 11-6043-0759
Dra. María Virginia Coseglia
Vaya al Contenido

Miserables sin incisivos

MVC | ODONTOLOGÍA: Dra. María Virginia Coseglia
Publicado de en Odontología y literatura · 1 Marzo 2010
Todas las piezas dentarias son valiosas y  tienen una función particular y de conjunto para llevar adelante en las labores de la masticación, la fonación, la vida social y la estética. No todas participan de estas tareas en igual medida, hay algunas cuya incidencia en la formación de fonemas es escasa o nula pero son fundamentales al momento de la molienda; y viceversa, otras intervienen de manera contrapuesta, en diferente proporción. No obstante, hay un grupo de piezas, llamadas incisivos, que tienen pareja incumbencia en cada una de las funciones mencionadas. A propósito de ello, compartiré con ustedes el siguiente pasaje de " Los Miserables" de Víctor Hugo:
 
“...
 
-¡Hermosos dientes teneis, joven risueña!  Si quereis venderme los incisivos, os daré por cada uno un napoleón de oro.
 
-¿Y cuáles son los incisivos? –preguntó Fantina.
 
-Incisivos –repuso el profesor dentista -son los dientes de delante, los dos de arriba.
 
¡Qué horror! –exclamó Fantina.
 
¡Dos napoleones! –masculló una vieja desdentada que estaba allí  –¡Vaya una mujer feliz!
 
...”
 
Cuando se habla de incisivos en general, se hace referencia a  las piezas que intervienen al momento de cortar  los alimentos, como cuando comemos de a trozos una manzana, una galletita o algún sandwich.  Son, por otro lado,   los dientes  que permiten pronunciar, por ejemplo, las letras "F", "V", "D" y "S", entre tantas otras, participando de este modo en la comunicación oral. Pero en particular los incisivos centrales superiores (popularmente denominados "paletas" y referidos en el texto citado)  son, además de eso, la cara de la sonrisa. Son quienes develan, a través de sus rasgos más duros o más suaves, aspectos de la personalidad de quien los porta. Son, también,  los más llamativos, los que están por delante del resto y los que llevan el estandarte a la hora de la risa.   En virtud de lo expresado, puede aseverarse que su  influencia en el desempeño social de las personas -nunca mejor dicho - está a la vista.
 
Pero volviendo al texto, me pregunto -temo que nunca lo sabré - por qué Víctor Hugo usó las palabras que usó  cuando hace exclamar a la anciana: "¡Dos napoleones! ¡Vaya una mujer feliz!".  
 
Es sólo una cuestión de gustos, pero me agrada pensar  que el metal que escogió para darles precio no fue capricho, como tampoco los términos utilizados en la frase. En el contexto del diálogo, los incisivos de Fantina parecen ser  lo mismo que dos napoleones. En tal sentido, la vieja pudo haber dicho “¡Dos incisivos! ¡Vaya una mujer feliz!”, más aún teniendo en cuenta que la pobre era desdentada. Esta sustitución de napoleones por incisivos, como en una ecuación hecha oración, no hubiese alterado, en apariencia, su significado final. Sin embargo, atención,  el profesor dentista prefería quedarse con los incisivos de la joven, lo que supone para los dientes una  valoración mayor. La anciana -a juzgar por su exclamación- habría optado por las monedas, aunque claro, la elección era más fácil para quien ya no tenía nada que perder.  En tanto Fantina, sólo podía horrorizarse de sólo considerar la propuesta.
 
Como quiera que haya sido elaborado el diálogo, es indiscutible la genialidad del autor. Visto está, los napoleones y los incisivos no eran equivalentes. Tal vez por ello la frase escrita por Víctor Hugo haya ocasionado en mí el ruido que la otra, por obvia y quizás aún más cierta,  no podía hacer. ¡Dos incisivos (de oro)! ¡Vaya una mujer feliz!

Artículos relacionados:



Regreso al contenido